¿Qué es la Diabetes Gestacional?

La diabetes gestacional es la presencia de glucemia alta inducida por las hormonas que liberan la placenta en el segundo trimestre del embarazo, bloqueando la acción de la insulina.

La diabetes gestacional es más frecuente si:

  • Hay antecedentes familiares de diabetes tipo 2.
  • Te quedas embarazada después de los 30 años. A mayor edad, mayor riesgo.
  • Tienes sobrepeso antes del embarazo.
  • Eres afroamericana, nativa norteamericana e hispana.
  • Hubo diabetes gestacional en otro embarazo.
  • Dio a luz a un bebé que pesó más de 4 kg.

Pruebas para detectarla:

En etapa avanzada de gestación está prevista la denominada prueba “Test de O’ Sullivan,” donde se mide el nivel de azúcar en sangre. Es importante que se sigan las indicaciones de médico o enfermera para no alterar los resultados.

Una vez obtenidos dichos resultados si hay valores anormales se le realizará o bien otro Test o como definitiva la TTOG.

Si tiene sobrepeso esta prueba se hará antes, en el primer trimestre de embarazo.

¿Por qué tratarse?

No sólo hay riesgo para la madre sino también para el bebé. Entre las principales causas está un parto con un bebé de más de 4 kg, lo que dificulta también el trabajo de parto, con complicaciones y lesiones para la futura mamá. Y el hecho de una diabetes gestacional no contralada incrementa las probabilidades del fallecimiento del bebé en el nacimiento.

Embarazo diabetes

Cada vez más mujeres sufren este trastorno, 5 de cada 100 embarazadas. Se detecta entre semana 24 y 28 y generalmente después del parto desaparece; aunque continuos estudios están demostrando que quien la padece tiene una alta probabilidad de que vuelva a aparecer en edad avanzada (diabetes tipo 2) e incluso de que el hijo también la tenga una vez alcanzada la mayoría de edad.

Tratamiento:

Para controlar los niveles de glucosa adecuados es necesario:

  • Dieta especial, que en otro post explicaré.
  • Ejercicio diario.
  • Inyecciones de insulina, sólo si el personal médico lo considera necesario.

A menudo la diabetes gestacional es tratada con la dieta y ejercicio, pero si el personal médico lo considera necesario habrá que suministrarse insulina. En mi caso, no me hizo falta. Y el resultado fue un bebé precioso de 2,970 gr y 7 kilos de embarazo.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s